Echeveria setosa cristata

Entre las plantas suculentas más buscadas para su cultivo están las pertenecientes al grupo de las echeverias. Estas suculentas son generalmente de bajo porte y no alcanzan los 40 cm de altura. Como buenas representantes de las crasas requieren de poco cuidado y son muy resistentes a condiciones ambientales secas y de clima cálido,  por ello son muy apreciadas para cultivar.

planta echeveria cristata maceta

Las echeverias son originarias de México y actualmente, por la técnica de hibridación, se cultivan una gran variedad de tipos de estas plantas. Una de las variedades más impactante y llamativa es la llamada echeveria setosa, también conocida como echeveria pilosa por la característica de poseer diminutos pelillos en sus hojas grandes y carnosas.

Hay una especie de echeveria que es fascinante por su peculiaridad y belleza, la echeveria setosa cristata. Este tipo de echeveria recibe el nombre de cristata por ser una planta cuyo crecimiento ocurre de forma lateral, por lo que sus hojas no crecen simétricamente, adoptando formas únicas y originales que llaman mucho la atención.

La echeveria setosa cristata adopta esas formas peculiares porque el crecimiento se da a partir de un meristema lineal y no apical, causando ese crecimiento desigual de sus hojas. De tal manera que la “deformación”  en la planta es en realidad la característica más apreciada por los coleccionistas de suculentas.

jardín exterior planta echeveria setosa

Cuidados de la echeveria setosa cristata

A pesar de su peculiaridad, la echeveria setosa cristata requiere de los mismos cuidados que otros tipos de echeveria. Es una planta de bajo porte y para poder apreciar su belleza es preferible cultivarla en macetas y no directamente en el suelo.  Por su tipo de crecimiento, la maceta o recipiente para su cultivo debe ser más ancho que profundo. Aquí te presentamos recomendaciones para que brindes a  tu echeveria setosa cuidados que mantendrán tu planta sana y bonita.

  • Son plantas de bajo mantenimiento, lo cual no significa que no requieran de un mínimo de atención, sobre todo en cuanto al riego.
  • Aunque son plantas con alta tolerancia a un ambiente seco y cálido, no son muy resistentes a climas húmedos y fríos. Por ello debes protegerlas de inviernos fuertes y de corrientes de aire frío.
  • La frecuencia de agua dependerá de las condiciones climáticas. En verano puede ser necesario regar una vez por semana y en invierno cada 20 o más días. Como regla general debes regar cuando el sustrato esté seco, así te aseguraras de no excederte con el agua ya que es más dañino para la planta un exceso que una deficiencia. Recuerda que las plantas suculentas tienen la propiedad de almacenar agua en sus hojas carnosas por lo que pueden soportar una sequía.
  • Dado que la echeveria setosa tiene unos diminutos pelillos en sus hojas, los cuales favorecen la retención de humedad en ellas, no es favorable que las riegues. Basta con añadir directamente el agua al sustrato o suelo.
  • Aunque estas plantas provienen de un clima árido, no por ello deben recibir sol directo todo el día. Más bien, su lugar ideal es un sitio con semi sombra. O al menos uno que esté sombreado a las horas de máxima temperatura del día. Un exceso de iluminación podría quemar sus hojas.
  • Por lo general esta variedad de echeveria setosa podrás adquirirla en una tienda especializada en suculentas y dado su pequeño porte y tamaño seguramente vendrá en una maceta con un sustrato adecuado para este tipo de plantas. Cuando consideres que ha crecido y que debes trasplantarla a otro recipiente, cuida muy bien de usar un sustrato adecuado.
  • Mantén el sustrato en buenas condiciones para que la planta pueda crecer sana. Debe tener una tierra suelta, no compacta, con buen drenaje y con partículas que otorguen una buena porosidad al agua.
  • Esta planta en general no requiere de poda sistemática. Solo es necesaria en caso de enfermedad de la planta.
  • Como toda echeveria, la cristata puede reproducirse a través de esquejes o hijuelos que puedes separar de la planta madre y luego enterrar en un recipiente con tierra apropiada para crasas. Esta reproducción puedes hacerla una vez año. Ten cuidado de no lastimar la raíces de la planta madre y después de la separación de los hijuelos recuerda no regarla.
echeveria cristata diminuta

Echeveria setosa diminuta

Hay una variedad de echeveria setosa conocida como echeveria setosa diminuta la cual es originaria también de México. Esta variedad de setosa es una planta de baja altura y de crecimiento redondeado, que le da forma de roseta, y que llama mucho la atención por sus peculiares hojas.

Estas son gruesas, anchas y aplanadas, con una curvatura hacia arriba y terminan en una punta, la cual generalmente tiene coloración rojiza. Son de color verde azuladas y están recubiertas por diminutos y finos pelillos blancos que le dan esa característica de pilosa.

La echeveria setosa diminuta tiene una floración en la temporada de primavera-verano. Estas inflorescencias se presentan en un largo tallo rígido en cuya punta se desarrollan unas pequeñas flores en forma de campana  de color amarillo-naranja las cuales son muy bonitas y llamativas.

Como toda suculenta requiere de mínimo cuidado y lo más importante es la frecuencia de riego. Prefiere lugares con buena iluminación solar y sustratos sueltos y porosos que no acumulen agua. Es importante no mojar sus hojas para evitar la aparición de hongos o que se pudran por un exceso de agua.

mano maceta echeveria cristata diminuta

Preferiblemente esta planta es ideal para cultivar en macetas, las cuales deben ser anchas más que altas y como ya referimos lo más importante es cuidar que no se riegue en exceso y que la tierra o sustrato donde se encuentra tenga un excelente drenaje.

Anímate a cultivar cualquier echeveria setosa, son muy fáciles de mantener y son óptimas para tenerlas en interiores, embelleciendo el lugar con las originales formas de sus hojas.

Tanto la echeveria setosa cristata como la diminuta son magníficos ejemplos de lo hermoso y originales que pueden llegar a ser las plantas suculentas. Con un poco de cuidado y amor por la naturaleza puedes tener en tu hogar dos plantas únicas por su sencillez y fácil mantenimiento.

    Deja un comentario