Planta echeveria gibbiflora

Cultivar plantas es más que un pasatiempo agradable y relajante. Es disfrutar de la naturaleza y apreciar la belleza que nos brinda a través de hermosas plantas y flores, además del fragante aroma que éstas pueden darnos. Hay un grupo de plantas que son muy apreciadas por su fácil cultivo y mínimos cuidados, además de su resistencia y tolerancia a cambios ambientales. Nos referimos a las plantas suculentas.

jardin planta echeveria suculenta

Las plantas suculentas o crasas reciben este nombre porque sus hojas u otras estructuras se han modificado para almacenar agua en cantidades mucho mayor a las otras plantas. De hecho el nombre de suculentas deriva del latín suculentus que significa “muy jugoso”.

La suculentas o crasas han ganado muchos adeptos para su cultivo y se han convertido en plantas habituales en los jardines e interiores de muchos hogares por su bajo requerimiento de cuidados y de agua.

Entre el grupo de las plantas suculentas hoy queremos presentarte a la Echeveria gibbiflora también conocida como planta oreja de burro. Esta planta pertenece al amplio grupo de la familia de las Crasuláceas, originarias principalmente de México aunque también proceden de América Central y noroccidental, en zonas donde las condiciones climáticas son extremas entre el día y la noche.

El género Echeveria incluye varias especies muy apreciadas para su cultivo como son la E.elegans, E. setosa, E. pulvinata, E. agavoides, E.pilosa y E. glauca. Todas ellas de hermosa presencia y de fácil cultivo.

echeveria gibbifloria jardin macetas

Características de la Echeveria gibbiflora

La planta oreja de burro o Echeveria gibbiflora es de gran tamaño si la comparamos con las otras especies del género. Sus hojas son carnosas y tienen forma ovalada y alargadas, y están dispuestas de manera de roseta no muy compacta. Presentan un color rosa y pueden alcanzar los 25 cms de tamaño.

La Echeveria gibbiflora florece en la temporada de finales del verano e inicios del invierno y da hermosas inflorescencias de color rojo a rosado que se doblan de allí su nombre de gibbiflora, que en latín significa “de flores jorobadas”.

La E. gibbiflora es muy apreciada también por sus propiedades medicinales. Es así como se dice que la oreja de burro uso medicinal data desde los tiempos prehispánicos e incluye el tratamiento de dolores de cabeza, disminuir la fiebre, alivio de quemaduras, limpieza bucal y deshacer carnosidades. En México es ampliamente utilizada en el tratamiento de heridas y por ello todo hogar se precia en cultivarla.

flor echeveria maceta planta

Cultivo de la Echeveria gibbiflora

Dado su origen geográfico, es una planta que requiere de abundante sol y por ello es sensible a las bajas temperaturas. Si la cultivas en maceta debes cambiarla a un lugar más caliente y de mayor intensidad de luz si la temperatura ambiental desciende por debajo de los 7 °C.

Como toda suculenta debes regarla cuando el sustrato está seco al tacto y debes tener presente que jamás debe quedar agua anegada en el suelo porque esto podría causar la muerte de la planta por pudrición de las raíces. En temporada de invierno debes reducir drásticamente la frecuencia de riego y tener cuidado de que no quede agua empozada entre la hojas.

Lo ideal es cultivar la Echeveria en macetas de barro o arcilla, así las raíces pueden transpirar mejor y se mantiene aireado el suelo. Cuando notes que ya la planta se ve apretada en la maceta o que las raíces han ocupado casi todo el espacio disponible en el recipiente, es el momento de trasplantar.

Las raíces de esta planta suculenta tienden a crecer más hacia lo ancho que en profundidad, por ello al momento de trasplantar busca una maceta más profunda que ancha.

Debes estar atento a que el nuevo recipiente tenga unos buenos orificios para el drenaje del agua  y que no se obstruyan con tierra.

El sustrato ideal para cultivar oreja de burro es el que posee una buena permeabilidad por ello es recomendable usar compost para cactus y arena gruesa de río en proporción 1:1 así garantizaras un sustrato con buen drenaje y los nutrientes requeridos.

Si crees necesario abonar el suelo hazlo durante el periodo de descanso vegetativo de la planta, que es en los meses de otoño e invierno.

No se aconseja podar la planta. Es suficiente con retirar con la mano las hojas secas, enfermas o estropeadas.

Por lo general la planta oreja de burro es resistente a plagas y enfermedades pero pudiera ser atacada por cochinillas. Si este fuera el caso, sácalas con un trozo de algodón empapado en alcohol o lava con agua y jabón teniendo el cuidado de eliminar muy bien el jabón.

echeveria gibbiflora metallica maceta

Echeveria gibbiflora metallica

La E. gibbiflora metallica o rosa de bronce o de plata es una variedad de Echeveria ampliamente apreciada para su cultivo debido a su porte y gran tamaño, pues alcanza más de 1 mt de altura, con unas hojas muy grandes y carnosas. Es una planta endémica de México con un alto valor ornamental.

El tallo tiene una coloración grisácea y por lo general se mantiene erguido aunque a veces se dobla como resultado del peso de las hojas. Las hojas son grandes y ovaladas y presentan una coloración bronceada o metálica, de allí su nombre.

Esto se debe a que las hojas están recubiertas de una especie de polvillo llamado pruina que cuando incide la luz sobre ellas les otorga ese brillo metálico. Esta sustancia conocida como pruina evita que los rayos solares quemen las hojas y también repele el agua de  ellas.

jardin echeveria gibbiflora gigantea

Echeveria gibbiflora gigantea

Es la mayor de las plantas del género Echeveria, de allí su nombre que alude a gigante. Es una espectacular planta que impacta por el tamaño y belleza de su roseta de hojas. Nativa también de México es una suculenta cuyo tallo puede alcanzar los 40 cms de altura y de su extremo surge una imponente roseta o flor de hojas que puede llegar al diámetro de 40 cms o más. Por si fuera poco su espectacularidad, también nos ofrece una imponente inflorescencia de color rojo a rosa a finales de invierno y principios de la primavera.

Como ves la Echeveria gibbiflora es una de las suculentas más hermosas para su cultivo así que anímate y comienza ya a incluir entre tus plantas preferidas estas maravillosas, exuberantes y cautivadoras plantas crasas.

    Deja un comentario