Como hacer sustrato casero para suculentas

Actualmente cultivar suculentas se ha convertido en una gran novedad, no solo por las espectaculares variedades de formas que tiene este grupo de plantas sino también por la facilidad de su cultivo y los mínimos cuidados que ellas requieren. Sin embargo, hay dos factores de importancia que debes atender si deseas disfrutar de unas suculentas frondosas y sanas: el riego y la calidad del sustrato.

suculentas maceta sustrato

Dadas las características de ser plantas que pueden almacenar agua en sus tallos u hojas, las suculentas no requieren de un riego constante y mucho menos de un suelo anegado, donde se encharque el agua.

Esto podría realmente  matar a la planta ya que un exceso de humedad en el suelo conlleva a que las raíces, las cuales son delgadas y dé poca profundidad, se puedan pudrir. Por ello el riego sólo debe hacerse cuando se observa que la tierra o sustrato está seco.

El otro factor que debe ser cuidado es la calidad del sustrato que usas para cultivar las plantas. Un sustrato inadecuado, desbalanceado en sus nutrientes y que impida el drenaje del agua, no favorece el crecimiento y desarrollo con éxito de tus plantas. Al contrario, tarde o temprano tus suculentas dejaran de crecer y se morirán. Por ello debes cerciorarte de que estés usando el sustrato adecuado para tus plantas.

Ciertamente en el mercado conseguirás a la venta productos especialmente diseñados para usar como sustrato para suculentas. Los hay para cactus, suculentas con flores, suculentas en maceta y otros tipos según tus requerimientos.

El único inconveniente con estos productos es lógicamente el gasto que conlleva su adquisición. Por ello aquí te proponemos algunos consejos para que puedas elaborar tu propio sustrato para suculentas.

sustrato con pala en la tierra

Características de un buen sustrato para suculentas

Dar con el sustrato ideal para cultivar tus suculentas es un gran paso que garantizara el crecimiento sano y frondoso de tus plantas.  Por supuesto que los que consigues ya preparados en el mercado cumplirán con las características que buscas pero ¿qué tal si puedes elaborar tu propia tierra para suculentas? 

Para aprender a elaborar tu propio sustrato para suculentas, lo primero que debes conocer es cuáles características debe poseer. Lo ideal es elaborar un sustrato que se asemeje lo más cercano posible al suelo del hábitat natural de estas plantas, el cual debe tener las siguientes propiedades.

  1.  Dado que las plantas suculentas habitan naturalmente en ambientes con suelos áridos y pobres, el sustrato a elaborar no puede ser rico en nutrientes. Un exceso de nutrientes causará que tus plantas crezcan rápidamente, se alarguen buscando más sol y por lo tanto perderán su forma.
  2. Las raíces de la suculentas son delgadas, cortas y si se quiere poco robustas y requieren de espacio para respirar. Por lo tanto el sustrato ideal para ellas es aquel que tiene una buena porosidad, dado por el tamaño de las partículas de los componentes que lo forman. Un suelo compacto no es el recomendado, debe ser suelto y disgregarse bien.
  3. El enemigo número uno de las suculentas es el exceso de agua ya que esta puede causar la pudrición de las raíces y por tanto la muerte de la planta. Un buen sustrato entonces debe tener un excelente drenaje del agua pero debe mantener la humedad suficiente para que la planta la absorba.

En realidad no existe un único sustrato ideal para las plantas suculentas. Pues esto depende de varios factores a tomar en cuenta como si tus plantas están en macetas o en el suelo, de las especies que cultivas, si las cultivas en el interior o en el exterior y por supuesto, de las condiciones climáticas a las que están expuestas.

Poco a poco la experiencia te irá enseñando cómo elaborar el mejor sustrato para tus plantas en particular. Lo que debes recordar es que el sustrato para suculentas no es igual a la mezcla de suelo que se usa para otras plantas de jardín.

mano prepara la tierra de una maceta

Pasos para hacer un sustrato casero para suculentas

Cultivar suculentas es un desafío muy agradable, y puedes involucrarte tanto que hasta te animes a elaborar tu propio sustrato para las plantas. Hay dos elementos que integran el sustrato para suculentas: el componente orgánico y el componente inorgánico.

El componente orgánico es el que le otorga los nutrientes a las plantas y está representado por el humus, turba o compost. Mientras que el componente inorgánico es el que le otorga porosidad y permeabilidad al sustrato y está representado por la arena de río, las perlitas, gravilla y piedra pómez.

Existen varias recetas, por así llamarlas, para hacer sustrato para suculentas pero todas invariablemente deben tener componente orgánico e inorgánico. Lo que va a variar entre ellas es la proporción del componente ya que depende de qué material estés usando.

sustrato suculentas maceta

Aquí te presentamos algunas recomendaciones para que elabores tu propio sustrato para suculentas.

  1. Selecciona primeramente el material que vas a usar como componentes. De esto dependerá la proporción de material que vas a mezclar. Te sugerimos uses aquellos que te sean más fáciles de conseguir y que tengan el menor costo.  Como elemento orgánico puedes usar turba negra, compost, sustrato universal, fibra de coco, virutas de madera y humus de lombriz. Como componente inorgánico puedes usar arena de río, perlita, gravilla, piedra pómez y roca volcánica.
  2. Considera la cantidad de sustrato a preparar para que tomes tus previsiones. Siempre necesitarás más cantidad de elementos inorgánicos que orgánicos.
  3. Una manera fácil de preparar sustrato es mezclando los componentes manteniendo una proporción de 50% de cada uno. Por ejemplo: 1 parte de perlita, 2 partes de arena y 3 partes de tierra; 1 parte de sustrato universal, 1 parte de arena de río. 1 parte de turba, 1 parte de sustrato universal, 2 partes de arena de río.
  4. Puedes comenzar haciendo poca cantidad de sustrato así irás probando cual mezcla es la que más favorece a tus plantas.

Las ventajas de hacer tu propio sustrato son varias, entre ellas tenemos que puedes hacer solamente la cantidad de sustrato que necesitas, es muy económico y puedes hacer diferentes mezclas de sustrato dependiendo de las necesidades de tus plantas. 

    Deja un comentario