Kalanchoe

La planta kalanchoe pertenece al grupo de las llamadas plantas crasas o suculentas y es muy apreciada por su fácil cultivo y coloridas flores. Es una planta originaria de la isla de Madagascar, pero está ampliamente distribuida en el mundo aunque crece y se desarrolla en todo su esplendor en climas cálidos. Es bastante resistente pero no prospera en ambientes con temperatura inferior a los 10°C. 

Esta planta es muy popular para su cultivo ya que requiere de pocos cuidados y por los llamativos colores de sus inflorescencias. También es muy apreciada por los diversos usos medicinales que se le atribuyen. Es eficaz en el tratamiento de varias dolencias y hasta se ha generalizado su uso como terapia coadyuvante de tumores cancerosos.

El kalanchoe es ampliamente cultivado dado su rápido crecimiento, su verde y grande follaje y la posibilidad de reproducirla a través de hijuelos que salen en el borde de las hojas. Generalmente florece en la época de primavera y su inflorescencia es de gran tamaño, alrededor de 50 cms. de altura, donde la flor kalanchoe tiene forma de campana y un color ligeramente rojizo.

Tipos de kalanchoe

Existe una gran variedad de plantas dentro del género del kalanchoe, todas muy apreciadas por los amantes de las plantas.

Kalanchoe Daigremontiana

Muy semejante a esta especie de kalanchoe en cuanto a la morfología de sus hojas es la conocida como Kalanchoe daigremontiana, tanto así se parecen que algunos pueden llegar a confundirlas. Para diferenciarlas basta ver el envés de la hoja, ya que la daigremontiana tiene unas pequeñas manchas de  color purpura que se pueden apreciar en el envés. Hay que saber diferenciarlas pues se ha encontrado que la Kalanchoe daigremontiana ingerida en exceso puede llegar a ser tóxica para el ser humano y las mascotas por lo que hay que tener cuidado con ella.

kalanchoe planta verde

Kalanchoe Laetivirens

La más común de todas es la conocida como Kalanchoe laetivirens, la cual se caracteriza por presentar grandes hojas opuestas en el tallo, de color verde claro y de forma lanceolada y con un margen aserrado. La presencia de hijuelos en el margen de sus hojas la hace muy apreciada por los cultivadores pues se puede reproducir fácilmente.

kalanchoe en maceta

Kalanchoe Beauverdii

Hay variedades de kalanchoe como la Thyrsiflora y Pinnata que son muy apreciadas por el color de sus hojas, las cuales pueden ser de diversos tonos como grises, azules, verdes y rojizos. La Kalanchoe beauverdii  es una especie de suculenta de vida trepadora que presenta mucha variedad de formas y colores en sus hojas y por ello recibe varios nombres comunes, pero se trata de la misma planta.

maceta kalanchoe en jardin

Kalanchoe Prittwitzi

Otro de los tipos de kalanchoe muy apreciado por la vistosidad de sus flores es el Kalanchoe prittwitzii. Aunque sus flores son pequeñas, contrastan bastante con lo blanco de sus pétalos y el hecho de que pueden abrir varias inflorescencias  simultáneamente.

kalanchoe flores verdes

Kalanchoe Laciniata

La llamada arbolito de navidad  (Kalanchoe laciniata) es un tipo de kalanchoe muy cultivada con fines decorativos ya que desarrolla un amplio follaje que le da un aspecto similar al de los tradicionales pinos usados en las decoraciones navideñas. Es muy utilizada para iniciarse en el cultivo de plantas suculentas por su sencillo y fácil cuidado.

 kalanchoe de cerca

Kalanchoe Blossfeldiana

Si quieres cultivar una kalanchoe que se destaque por la hermosura de sus flores debes entonces sembrar Kalanchoe blossfeldiana. Esta es la kalanchoe más cultivada y apreciada por la belleza de sus flores, las cuales crecen en racimos y pueden durar semanas. Además presentan una variedad de colores: rojas, naranjas, rosadas, matizadas y púrpuras.

centro de mesa con kalanchoe fucsia

Cómo cuidar kalanchoe en maceta

El kalanchoe es una de la plantas suculentas más comunes para cultivar dentro del hogar y también para obsequiar, ya que requiere de poco cuidado además de estar siempre verde y dar hermosas flores que alegran el ambiente. Es ideal para cultivar en macetas y colocarlas en ambientes interiores.  Si deseas conservar tu kalanchoe por largo tiempo y en óptimas condiciones, te presente los siguientes consejos:

  1. Colócala bajo una ventana, de manera de que reciba luz solar. Estas plantas les gusta recibir una buena dosis de luz natural, aunque no es recomendable que las expongas durante mucho tiempo a sol directo pues cambia el color de sus hojas. 
  2. En verano, cuida que la temperatura donde está ubicada la planta no sea alta. Si requieres puedes moverla a otro lugar con iluminación pero más fresco.
  3. En cuanto al riego, su frecuencia dependerá de la temperatura del ambiente. En época de verano debes regar con más frecuencia que en invierno pero no debes excederte, un suelo anegado es muy dañino para la planta. Lo mejor es que riegues cuando observes y palpes seca la tierra o sustrato.
  4. Cuida la calidad de la tierra de la maceta. Para mantener los nutrientes necesarios, sobre todo antes de que aparezcan las flores, abona la tierra con un producto especialmente diseñado para plantas suculentas.
  5. Es recomendable trasplantar el kalanchoe  a una maceta más grande cada cierto tiempo, teniendo el cuidado de hacerlo después de la floración.
flor anaranjada del kalanchoe

Para qué sirve el kalanchoe

El kalanchoe es una de las plantas suculentas con más usos no solo en jardinería sino también con fines alimenticios y medicinales. Culinariamente hay recetas con kalanchoe donde sus hojas son utilizadas en ensaladas y en batidos o jugos naturales que aportan innumerables nutrientes minerales al cuerpo. Es excelente también para preparar infusiones o té añadiendo 1 o 2 porciones de hojas en agua caliente y añadir miel o azúcar para endulzar un poco la bebida. Toma de esta infusión 2 a 3 veces en el día.

El kalanchoe también presenta propiedades medicinales extraordinarias. Es excelente para el tratamiento de inflamaciones  y afecciones de la piel: abscesos, cortaduras y erupciones. Para ello puedes usarlo preparando una cataplasma machacando 2 o 3 hojas con aceite de oliva y aplicarlo directamente en la afección de la piel. En infusiones lo recomiendan para el tratamiento de cólicos renales y también para las infecciones bacterianas. Un uso que lo destaca y del cual hay innumerables testimonios que lo respaldan, es como terapia alternativa para el tratamiento de tumores cancerosos, especialmente del útero. Para el tratamiento del cáncer puedes tomarlo en ensaladas, jugos verdes o en infusiones.

El kalanchoe es una excelente planta para cultivar en nuestro hogar. Su belleza, fácil cuidado y variados y beneficiosos usos así lo demuestran.  

    Deja un comentario